Cidios en flor

CRÓNICAS POÉTICAS DEL TERCER MILENIO

 

Cidios en flor

para el 8 de marzo día internacional de la mujer

 

Por José Muchnik

 

Muestrario de hechos verídicos, otra mirada sobre los tiempos presentes para los habitantes del futuro

 

Febrero 2017

 

¡No! No me refiero a rosas jazmines ni claveles. Es una manera de decir, de suavizar con una fina capa de humor cínico las inclemencias del tiempo, no el climático, recalentado afiebrado ronco, me refiero al tiempo que nos tocó vivir, a este umbral entre dos milenios tan difícil de atravesar. ¡¿Este nuestro mundo?! Habitantes del futuro, por favor respondan Ustedes deben saber si nos equivocamos de ruta ¿Cuál fue el GPS que nos condujo hasta aquí? ¿Hay manera de reencontrar el camino? ¿O seguiremos avanzando como tropilla hacia el despeñadero? Josecito nació unos meses después del estallido de la bomba atómica en Hiroshima, por eso de niño fabricaba poemas en su patio de la calle Colombres, tomaba retazos de cielo, algunas estrellas, hacía compresas y versos para aplicar sobre las llagas del mundo, creía que ayudarían a cicatrizar, eso creía. Vaya a saber si al ponerse viejo se saturan las creencias, ya no me hago ilusiones, hace tiempo que nadie escucha a los poetas. Por eso me dirijo a los habitantes del futuro, tal vez ellos capten el mensaje, de todos modos no puedo saberlo, ya es un consuelo.

 

Feminicidios, paupericidios, ktonicidios… ¡Esos son los cidios en flor! El corrector de ortografía de la computadora, marca rojo, parecería que algunas palabras no existen o son muy recientes, normal, el vocabulario no alcanza para designar los horrores del planeta.

 

Feminicidio y violencia de género: matanza de mujeres y crímenes machistas, lenguaje húmedo comunica mejor, después de todo el lenguaje existe para eso, para comunicarnos, aunque los grandes medios sirvan noticias con palabras deshidratadas, contemplemos el horror en la cara. Susana Montes Rodríguez recorre la orilla del arroyo El Navajo, a 77 kilómetros de Ciudad Juárez (Chihuahua-México), donde en los años recientes han sido encontrados los restos de 27 jóvenes mujeres, incluida su hija, María Guadalupe Pérez Montes, desaparecida en 2009, “hace tres años me entregaron el cráneo, ahora me dan otro pedacito, unas costillitas de ella; así nos están abriendo la herida. Mi hija no puede descansar, como tampoco nosotros” En la misma célebre Ciudad Juárez, Marta Cecilia recuerda el asesinato de su vecina A Gloria la encontraron con el rostro desfigurado. Sin una pierna, ni brazos. Por el cabello la pudieron reconocer. Cuando fuimos a denunciar, las autoridades dijeron que se había ido con el novio. La misma policía está involucrada, ¿a quién vas a acudir?” (http://www.vanguardia.com.mx/articulo/en-juarez-siguen-los-asesinatos-de-mujeres-madre-de-una-victima, http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/07/16/1035059)

A miles de kilómetros de allí, mujer embarazada es degollada  en otro crimen de honor en Pakistán (17 de Junio de 2016, http://www.prensalibre.com/internacional/mujer-embarazada-es-degollada-en-otro-crimen-de-honor-en-pakistan) Muqaddas Bibi, joven de 22 años, embarazada de ocho meses, fue degollada por su familia. Motivo: casarse por amor. En India, país vecino, la joven Rama Kunwar fue quemada viva por haberse casado con un hombre fuera de su casta. Su hermano y una treintena de machos bravíos la cogieron por la fuerza, la arrastraron por la calle y le prendieron fuego con querosene. Según informó Brijran Singh, alto funcionario del distrito de Dungarpur. “Gritó para pedir ayuda pero nadie fue en su rescate” (http://www.elmundo.es/internacional/2016/03/06/56dc06db46163fc13a8b4693.html)

 

Cada 30 horas muere una mujer en Argentina víctima de la violencia de género. En la ciudad costera de Mar del Plata, el sábado 8 de octubre de 2016, drogaron para que perdiera conciencia a Lucía Pérez, una joven de 16 años, luego la violaron y terminaron empalándola. Viendo que la joven agonizaba la dejaron en un centro de salud, donde ingresó ya muerta. (http://www.elmundo.es/sociedad/2016/10/17/5804decaca4741c4788b4636.html).

 

Desde Ciudad Juárez hasta Ushuaia, desde Ciudad del Cabo hasta Islamabad, mujeres son asesinadas en permanencia, la epidemia parece amplificarse. En http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37828573 encontrarán el número de feminicidios por país según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de las Naciones Unidas. En 2014, en 25 países de la región, un total de 2.089 mujeres fueron víctimas de feminicidio (Brasil 15 mujeres asesinadas por día en 2015, México 6,3 mujeres asesinadas por día en 2014, Honduras una mujer asesinada cada 17 horas en 2014…) Tristesa nao tem fim.

 

Desgraciadamente no se trata sólo de asesinatos, las violaciones constituyen un “crimen ordinario” más allá de las estadísticas. En su libro, Rape: A South African nightmare (La violación: una pesadilla sudafricana, 2015, editorial Jacana) la investigadora Pumla Dineo Gqola, nos da cifras asombrosas: ¡27,6 % de los hombres de dicho país admiten haber cometido una violación! Advierte sobre la importancia de no caer en análisis superficiales y tener en cuenta la profundidad histórico cultural de esta pesadilla. En el caso de África del Sur debemos remontar a la violación sistemática de las esclavas en la época colonial, hecho prácticamente institucionalizado que formaba parte de la dinámica social. Fenómeno que también era corriente en otros países africanos, en la sociedad esclavista norte americana, en el Caribe, en Brasil y en la mayoría de los países colonizados.

 

Ocho de marzo 2017: El movimiento Ni una menos, iniciado en Argentina, y asociaciones de más de cuarenta países, convocan a una manifestación internacional contra la violencia de género, la que incluye todo tipo de violencia: física, psicológica, sexual, económica… (http://niunamenos.com.ar/). Retengamos esta fecha que marcará la historia. No hace mucho tiempo las mujeres no votaban, les enseñaban labores y manualidades en las escuelas, cocer y bordar para devenir ejemplares amas de casa. Si comenzamos a pasar removedor, habrá que cuestionar también algunos mitos machistas bíblicos, como la costilla de Adán o la manzana del pecado con que “ellas” nos tentaron y perdimos el paraíso.

 

Sobre Paupericidios (matanzas de pobres) Ktonicidios (del griego “khton” tierra y del latín “cidere” matar, ver Periódico desde Boedo N°95, abril 2010) y sobre otros cidios en flor ya nos explayaremos en crónicas futuras. Antes de concluir, me parece importante informar a los habitantes del futuro que DDT (Don Donald Trump) declaró recientemente Tenemos que empezar a ganar guerras otra vez”, en consecuencia decidió aumentar de 9% (54.000 millones de dólares) el presupuesto de “defensa” de USA para el año 2018, que se elevará en consecuencia a 654.000 millones de dólares. No hay porqué preocuparse, no habrá escasez de homicidios, continuarán las tradicionales masacres, que Historia brinda generosamente a hombres mujeres y niños, de esta especie que se pretende humana.

 

José Muchnik

Tags: , ,