Publicado el Deja un comentario

La democracia y los derechos humanos en peligro

Fuente: Servicio de Paz y Justicia, 2 de enero de 2024

Después de 40 años de construcción democrática y de la vigencia de los derechos humanos como valores indivisibles, asumió Javier Milei el gobierno Nacional.

Con la implantación de la política neoliberal, pidió al Congreso Nacional poderes excepcionales durante su mandato hace días iniciado. Hay que hacer memoria para que nos ilumine el presente: lo mismo hizo Hitler en
Alemania, cuando asumió el poder en 1933, para imponer su política de represión persiguiendo a opositores, intelectuales, artistas y movimientos sociales, y desatando la guerra con las consecuencias terribles en Alemania y el mundo.

Milei envió primero al Congreso el DNU y luego la Ley “ómnibus” que no es más que una reforma Constitucional encubierta, amenazando que, de no aprobada, se produciría una catástrofe de dimensiones bíblicas y podría llamar a un plebiscito.

Con ambas propuestas, Milei pretende que el Congreso le delegue todo el poder para imponer una dictadura en la que puedan impedirse las manifestaciones públicas y donde se le apliquen condenas a los manifestantes que corten calles y rutas.

El proyecto político de la Libertad Avanza sólo se puede imponer por la violencia, silenciando las voces del pueblo y la defensa de la democracia y los Derechos Humanos.

Olvidan que detrás de los números y las políticas del mercado hay rostros de hombres, mujeres, niños, jubilados que nos cuestionan e interpelan y reclaman sus derechos a vivir con dignidad.

Hacemos un llamado a la conciencia y responsabilidad de diputadas y diputados que ejerzan el cargo para el que fueron designados que actúen con coraje y en libertad, no dejarse someter por un gobierno que pretende
imponer por medios violentos sus intereses económicos y políticos y hacer del país una colonia de los Estados Unidos y de Israel. Los diputados y diputadas representantes del pueblo deben tener presente que tanto el
DNU como la ley ómnibus son inconstitucionales y antidemocráticos.

La democracia no se regala, se construye en la búsqueda del bien común con Justicia Social y la participación del pueblo.

El pueblo argentino desde el dolor generó la resistencia y tiene la experiencia de muchos años en defensa de los derechos humanos y vigencia de las instituciones democráticas.

¡NI UN PASO ATRÁS!

Adolfo Pérez Esquivel
Presidente Honorario SERPAJ
Premio Nobel de la Paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.