Publicado el Deja un comentario

“Exhala su susurro el árbol”, de Daniel Viola

Por Luis Benítez

El sello argentino Ediciones CICCUS publicó un nuevo poemario de Daniel Viola, de destacada actuación en el género, así como en lo que hace a su trayectoria en calidad de dramaturgo, director teatral, actor, músico, regisseur y titiritero

Multifacético como el rumano Paul Celan (Paul Pésaj Antschel, 1920-1970) por su práctica de distintas disciplinas artísticas, Daniel Viola no por eso cede un paso en lo que hace a su aplicación como poeta, lo que se hace evidente por su ya extensa y meritoria trayectoria en el género. Exhala su susurro el árbol (1) es su séptimo título lírico y ratifica los logros alcanzados por sus anteriores entregas.

El poemario que nos ocupa incluye treinta y ocho piezas de variada extensión, divididas en cinco secciones, a saber: Atisbos, Charla, Universalis, Fin y Encuentro con el nosotros. La primera de ellas compuesta por treinta y cinco poemas, mientras que las cuatro restantes nombran una unidad.

La voz poética del autor nacido en Buenos Aires en 1958 se diversifica temáticamente, pero existe en ella una solidez formal que consolida al conjunto, dotado de una dinámica y un ritmo constantes y muy bien mantenidos desde el comienzo hasta el final.

Mediante un discurso llano y que no ofrece trabas para acceder a la sensibilidad de los lectores, el poeta es capaz de apelar a través de referencias directas a la historia presente y la pasada, no pocas veces atravesando sus porciones más dolorosas y brindando así una proyección que no excluye el anatema contra la injusticia, el horror y la desolación que preceden y acompañan lo contemporáneo. Es muy de destacar el profundo sentido humanista de los versos de Viola, que se trasunta a cada paso. Es su poesía un “estar en el tiempo” donde la conciencia de lo propio y lo comunitario no actúa sobre campos separados, sino que integra en una visión general ambos conjuntos, complementándolos simultáneamente.

Una polifonía de imágenes, metáforas y afirmaciones sustanciales, nunca evanescentes, vertidas en verso libre bien calibrado, le da la razón a aquella célebre sentencia del poeta, dramaturgo y crítico literario estadounidense   Thomas Stearns Eliot (1888-1965), cuando afirma: “no hay facilidades en el verso libre para el muchacho trabajador”. Efectivamente: Daniel Viola sabe manejarlo y darle sus más variados matices expresivos, jugando acertadamente con la oralidad. Es un autor que “escucha” lo que susurran la realidad, los otros hombres y cuanto se dice él mismo, para ir (y llevarnos con él) desde lo subjetivo a lo general, en un viaje de ida y vuelta que amplía nuestra visión del mundo.

De este mundo, aquel que a Daniel Viola fundamentalmente le interesa.

El autor

Daniel Viola nació en Buenos Aíres en 1958.  Ha publicado anteriormente los libros de poemas La memoria de las sombras (2009), El lenguaje de los días (2012), Tan solo cruzar la calle (2015, con un CD de poemas musicalizados por Raúl Manfredini), El nacimiento de los ecos (2017), La sombra de la hoja (2020) y Los días inversos (2022). Integró la antología de la Asociación de Poetas Argentinos (APOA), titulada Último Infierno y realizada por el poeta argentino Cayetano Zemborain (2022). Ha participado en más de cuarenta espectáculos teatrales en calidad de autor, director, actor, regisseur y titiritero, además de ser músico. Desde 2009 conduce Los Limpiaorejas, un programa para compartir, donde difunde cuentos, poemas y música latinoamericana y del Caribe para las infancias. El programa obtuvo los premios Argentores y Atina. En radio además conduce Luna Lunera, un programa sobre música y pedagogía musical, y tiene una columna teatral en Agen Hoy Radio. Posee un posgrado en Gestión Cultural y Comunicación otorgado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Ejerció la docencia en los tres niveles educacionales. Ha coordinado espacios culturales tanto oficiales como privados. Fue fundador y coordinador de MOMUSI (Movimiento de música para niños) desde 1996 hasta 2015, junto a María Teresa Corral. Ha sido coordinador de encuentros de literatura infantil, de música para las infancias y de certámenes de espectáculos para la familia. También ha participado como jurado en encuentros y festivales teatrales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.