Publicado el Deja un comentario

ATE Cumple

Cumplir noventa y nueve años nos dice mucho: somos testigos y participes de la construcción sindical de nuestro país con todos los presidentes electos desde que se estableció la lista incompleta combinada con el secreto y la obligatoriedad del sufragio y el mecanismo plurinominal (Ley Sáenz Peña).

«Dejar constituida una organización que agrupe en su seno a todos los productores que dependen del gobierno nacional, por ser éste el único medio de defensa de nuestros intereses», dijo una tarde del 15 de enero de 1925, Juan Popovich en la asamblea fundacional y planteó así la prioridad política y social que guiaría al sindicato a lo largo de toda su historia.

Esa “defensa de nuestros intereses” y de la “producción del Estado” que, como sindicato planteamos para la Nación, 99 años después se ven afectados por una nueva política de desguace que impulsa un gobierno nacional, ahora conducido por Javier Milei.

En medio de esta larga historia, ATE ha conocido victorias y derrotas, porque de eso se trata la historia: padecimos la derrota con los golpes de Estado y la anulación de los derechos conquistados; conocimos la derrota en carne propia con la última dictadura militar con las y los 2.252  trabajadores públicos detenidos-desaparecidos y asesinados entre 1976 y 1983; y conocimos también la derrota con esa ATE que se dejó seducir por la dictadura, pero que como la leyenda del ave fénix, lo transformamos en victoria con la recuperación del sindicato en los albores de la democracia restituida.

Porque para ganar hay que saber transitar los tiempos amargos es que después pudimos conformar un ATE pujante, que conquista nuevos derechos paras las y los trabajadores con los Convenios Colectivos de Trabajo, con el avance territorial que nos lleva hoy a estar presentes en más de 1.300 municipios de todo el país donde luchamos por mejorar las condiciones de empleo y vida de trabajadoras y trabajadores municipales, provinciales y nacionales.

Porque es esta ATE la que está presente en la mayoría de las empresas estatales productivas y del conocimiento de todo país.   

Es esta ATE que comenzó con un puñado de trabajadoras y trabajadores, tal vez no más de 1.000, que volcaron sus sueños por la concreción de un Estado grande y pujante y que hoy mantiene vivo ese sueño en más de 350.000 afiliadas y afiliados dispersos por todos los rincones del país y que va por el medio millón con una construcción profundamente federal.

Estamos a un paso de los 100 años, que no es un simple número que se recuerda al pasar. Son 99 años de lucha, de grandeza y de un inconmensurable orgullo de sentirnos trabajadoras y trabajadores estatales, que mantienen viva la llama de un Estado fuerte y presente como soñaron nuestros fundadores.

Libros publicados por CICCUS y ATE

ATE Biblioteca Nacional
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.